Había una vez… Noches de cuentos en Budapest

El maestro y amigo Abel Solares, actor, director y narrador profesional, inició en el 2014 un proyecto para llevar narradores mexicanos a Graz, Austria, para presentar espectáculos de narración dedicados al día de muertos. Algunos de los narradores invitados por el maestro Solares, también visitaron Budapest y con ellos empezamos nuestro proyecto de Noches de Cuentos en Budapest.

Después de mi regreso a México en abril del 2017, el narrador español German Bernardo continuó presentándose en nuestro espacio y posteriormente se incorporó al movimiento la narradora húngara Csenge Zalka. Actualmente personas de diferentes nacionalidades ya se están entrenando en el arte de contar cuentos y nos acompañan en nuestro espacio para compartir su palabra y sus corazones.

Por otra parte, el proyecto del maestro Solares en Graz ha crecido y ahora presentan funciones mensuales en español con narradores de diferentes países. En un intento de potenciar esfuerzos y para que el público de Budapest también pueda disfrutar de estos artistas, el maestro Solares nos ha dado las facilidades para que su invitado Nelson Calderón de Colombia, visite Budapest del 3 al 5 de mayo. Nuestro amigo Nelson Calderón tiene una importante trayectoria en la narración (www.nelson-calderon.com) y estoy seguro que disfrutarán mucho sus presentaciones

  • El jueves 3 de mayo a las 19:00 horas presentará la función “A LOMO DE CUENTO POR SURAMÉRICA” con traducción al húngaro en el teatro RS9 (Budapest 1075, Rumbach S. utca 10)
  • El viernes 4 de mayo a las 19:30 horas se presentará la función “AL ALEPH PASANDO POR MACONDO” en nuestro espacio sede HellóAnyu (Budapest, 1077 Csányi utca 7).
  • Sábado 5 de mayo se impartirá el taller “EL ARTE DE CONTAR CUENTOS” para todo público (12 participantes máximo).

Para mayor información, consulten nuestra página de Facebook Noche de Cuentos en Budapest y agradeceremos mucho que nos ayuden a potenciar nuestro esfuerzos para que más personas disfruten de nuestro narrador invitado.

Nelson Calderón

Narrador oral, escritor y arquitecto colombo-español. Ha participado en festivales y espacios de narración en países como: Colombia, España, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Perú, México, Suiza, Grecia, Francia, Austria, Hungría y Marruecos. En España ha trabajado con instituciones como: Ministerio de Cultura, Instituto Cervantes, Casa de América, Ayuntamiento de Madrid, Círculo de Bellas Artes, Comunidad de Madrid, Fundación Mapfre, Obra Social Caja Madrid, Caixa Forum,  entre otras.

La importancia de saber contar historias en nuestra sociedad actual.

Contar cuentos, mitos y leyendas es una tradición en todas las culturas y sociedades que se remonta a tiempos inmemoriales. Sin embargo, el reunir a un público en un escenario o foro específicamente para mostrar el arte de contar cuentos (narración oral) es un fenómeno relativamente reciente. Y es que contar y escuchar historias es algo que está íntimamente ligado a nuestra naturaleza humana. Los cuentos tienen la estructura perfecta para ser asimilados por el cerebro humano, conectando con los corazones y las mentes. Con un cuento podemos divertirnos, emocionarnos y aprender nuevas cosas. Como dice la famosa frase del escritor uruguayo Eduardo Galeano:“Los humanos no estamos hechos de átomos sino de historias”.

Partiendo de la frase de Galeano, podemos deducir que en el pasado y, hoy en día, en nuestra sociedad actual, las historias siempre han jugado un papel importante en la vida de los seres humanos. Es por esto que saber contar historias es una excelente habilidad no solo para narrar delante de un público, sino también como ayuda para nuestra vida social, nuestro trabajo o para contarles cuentos a nuestros hijos. La expresión corporal, expresividad de la voz, la respiración, la improvisación,  la visualización de lo que se narra son algunas de las cosas a  tener en cuenta para ser un buen narrador y son precisamente estas herramientas las que abordo en mis talleres, donde, de manera amena y divertida, las personas participantes aprenden estos aspectos necesarios para contar mejor sus historias y, a la vez, mejorar sus habilidades de comunicación.